Carta al Síntoma

Ayer leí este escrito que me llegó al fondo del alma y me enterneció. Podría haber escrito yo misma todas y cada una de sus palabras, sin embargo no son mías, son de Marta García de Alimentatuesencia

Lo comparto porque, bajo mi punto de vista, describe perfectamente el camino de recuperación.

Querido síntoma:
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Llevo ya bastante tiempo sin mirarte a los ojos de cerca. Imagino que es porque ya no me molestas tanto como hace un tiempo. Bueno, seré honesta contigo: podría decir que ya no me molestas. Tú sigues ahí, a tu manera, pero la verdad es que ya no me asustas, ya no me das miedo. Al menos, así lo siento hoy.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Necesitaba explicarte todo lo que he aprendido durante estos años contigo a mi lado. Lo más importante: me has enseñado a cultivar humildad. Tenerte en mi vida me ha hecho conectar con la realidad: soy humana y tengo derecho a experimentar dolor y sufrimiento. Y por supuesto, me has ayudado a poner los pies en la tierra. Ahora me miro desde la distancia y pienso: ¿en serio creía que jamás iba a experimentar ningún síntoma? ¡Wow! ¡Vaya creencia!
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
También me has ayudado a cuestionarme más, a aprender a mirar dentro de mi. Cuando estabas tan presente en mi día a día, estaba en una postura muy egocentrada y yo, me juzgaba por ello. Pero ahora entiendo que era lo que necesitaba, pues solo esa postura iba a hacer que pudiera sanar las heridas. Para entonces sí, ir hacia fuera, siendo más honesta, conmigo y con los demás.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
No te voy a engañar, he estado durante muchos meses odiándote y maldiciéndote. Creyendo que tú eras el culpable de todo mi sufrimiento. Hasta que comprendí que nadie se puede librar del dolor, del caos interno, del pánico. Sino que tan sólo podemos aprender a surfearlo y construir unos cimientos más fuertes gracias a ello.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
También he aprendido que no te necesito para aprender. Sino que el gozo, el disfrute, la aventura, la diversión… son otros excelentes maestros. Y en este momento, son mis principales aliados. Quizá gracias a ti, quien sabe.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Gracias por abrirme la puerta que me llevó a conocerme como nunca antes lo había hecho. Me hubiera gustado que al abrirla no hubiera dolido tanto, no te voy a engañar, pero no pudo ser de otra forma, así que no voy a luchar más en contra de la realidad.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Gracias síntoma por mostrarme mis sombras, gracias a ti he aprendido a bucear en ellas sin sentir pánico y aversión. Gracias también por mostrarme con más fuerza mi luz.

Anuncios